Entradas

Adios, Susana

Imagen
Hoy todos los tertulianos explican con mayor o menor fortuna lo que ha ocurrido en Andalucía. Algunos lo hacen desde la perspectiva de los ganadores; otros, no. Para unos es una alegría desalojar al susanismo de la Junta, argumentan con las cuatro décadas de gobierno en aquella autonomía: clientelismo, corrupción, falta de iniciativas renovadoras, y lo dicen los de siempre, a los que se une la peor derecha, escisión pepera, que se llama VOX y que aspira a callarnos a todos. La verdad es que comparto muchos de esos argumentos; el neo-caciquismo no es más que eso: corrupción, paternalismo casposo, tradición incluido el fomento de la religión como seña de identidad obsesiva. Males que aquejan a la derecha española desde siempre. La realidad es la que es, no hay otra: el PSOE está partido en dos: aquellos que miran a las glorias de Felipe y los que aspiran a cambiar de verdad España con políticas izquierda. Son dos facciones irreconciliables tienen la mirada puesta en diferentes lugares;…

El futuro nos persigue

Imagen
Se acercan los terribles años veinte. El mundo pende del hilo roto que sostiene un personaje muy escaso de color naranja. Rusia amenaza con misiles indetectables que pueden llevar armas nucleares, el Reino Unido se va de Europa porque unos imbéciles convencieron a la mayoría de votantes de que el Imperio no se comparte. Vox y PP se confunden en un discurso pringoso, caduco, tan de moda; Ciudadanos hace lo mismo, pero con algo de disimulo, tampoco tanto. En Argentina, Madrid, Barcelona…, los jóvenes se matan por un equipo de fútbol, la nueva patria de los desheredados del mundo. Los curas pederastas lo manchan todo con su semilla podrida. Matan a las mujeres por eso que en la tele llaman celos; o sea, odio. Un chino ha dado, que se sepa, el primer paso para acabar con la humanidad que conocemos, el proceso ya no se podrá parar; silenciar seguro; no quiero ni pensar en cómo serán mis biznietos cuando el mundo sea un Mundo feliz. La selección de la especie, antes se hacía a ojo; la gent…

Nostalgia

Imagen
Por el intenso «quejío», me gusta el flamenco; las letras, no, no todas. A veces me dan vergüenza los mensajes que exhibe, otras, grito ¡ole!, porque me sale de ahí, del alma que estos días tengo tan colgandera. Por eso, además, me gusta la Rosalía, por lo que dice cuando se la entiende, lo que no siempre ocurre; la catalana tiene un mensaje fresco, reivindicativo, joven. No así el concejal franquista, Navarro, hombre de mirada rancia con cierto predicamento en su partido, pregonero del fascismo de pueblo que saca con el ramal a pasear por el Washapp enviando a todo quisque una gallina franquista y el eterno agradecimiento al Claudillo, del que Dios nos guarde. Sabíamos que la extrema derecha andaba camuflada entre las ya no tan prietas filas del Partido Popular; su ideal: un tipo ridículo con mucha, mucha mala hostia. Un hombre sin escrúpulos y en consecuencia sin conciencia. Los de Cuenca están enredados en que si es o no apología del fascismo. Pues claro, pero ese es otro tema. So…

Es preciso coordinarse

Imagen
Tras la manifestación contra las granjas porcinas que el García-Page quiere imponer en esta depauperada provincia, un ecologista me explicaba con inusitada vehemencia que lo de las macrogranjas no estaba tan mal si los fulanos que pretenden llenar la provincia de continuo con un millón de bichos estuviesen obligados a utilizar los purines como fuente de energía y a conservarlos en un entorno adecuado que no perjudicase ni al medioambiente ni a los ciudadanos que estén obligados a convivir con esa fuente de mierda pura. El ecologista es un ingenuo, no van a gastar ni un céntimo en sostenibilidad, echarán los miles de toneladas de excrementos en el campo hasta que los acuíferos se contaminen; los empresarios solo pretenden ganar dinero, han encontrado este nicho de mercado para mandar el producto a China, por eso utilizarán el mínimo de trabajadores y el máximo de cerdos que la legislación les permita. Necesitan además una población dócil que soporte los hedores y terrenos donde extend…

Náufragos

Imagen
A eso de las tantas de la noche, acaba el encuentro de poetas, se despiden entre besos y alabanzas; algunos dormirán solos, como siempre, hechos un ovillo de venturosa desgracia; otros gozarán del amor y la lisonja; los más, ni fu ni fa, junto a cuerpos inertes, verán caer el tiempo de cera derretida tras la ventana. Luego, los náufragos fugazmente redimidos pondrán proa a esa isla que flota a la deriva en el cabo de las propias tormentas. Al día siguiente, en traje de faena —cada cual se viste como puede—, el poeta solitario volverá al telar a urdir versos que lo trasciendan, en fila india, hermosos, grotescos; inmensos como mausoleos de penas o mínimos como semillas de mostaza. Así, uno tras otro, hasta que regresen las golondrinas ciegas que sobrevuelan la isla en el mes de noviembre. Cuando las quejas trascienden el espacio y la lumbre se consume muy despacio desprendiendo el humo de los pensamientos absurdos, canta el poeta una tonada de antaño que no reproduzco porque no la sé —n…

Ante el precipicio

Imagen
Naces ciego. Eres un ser incompleto, vacío de contenido; solo un mecanismo biológico que te permite, si los hados te son propicios, sobrevivir. Dicen los psicólogos que es a partir de los dos años cuando tenemos conciencia del yo. Antes vemos las manos y los pies como prolongación de nuestro cuerpo, un cuerpo impreciso pues solo tenemos conciencia de una parte; ser conscientes de lo que nos complace y lo que nos incomoda es el primer paso. El espejo, el segundo. Tienes capacidades que es lo mismo que decir posibilidades de ser alguien, auténtico, distinto; eso te dicen. Pero no, eres una mota de polvo que se cree libre, autónoma, eterna.
Te sabes distinto porque hay otros; más. Algunos, pocos, dignos de consideración; otros, iguales; los más, indiferentes. La familia te jalea, te dicen hermoso, excelso; hay que ver cómo pinta el guacho, o lo bien que juega al fútbol, o cómo hace de bonitas las letras. O te ignora. Lees, tu yo se proyecta en el libro, esa mágica herramienta que te perm…

Lo que te puedo contar

Imagen
Veo al Rey rechazando una escoba en Mallorca. El monarca va impecablemente vestido; la escoba y el barro están contraindicados por el servicio de lavandería de Zarzuela. Entre tanto, García-Page opina de Cataluña con vehemencia, ejerciendo de barón, empeñado en que las cosas tienen por obligación que amoldarse a su mirada, y a la del padrino; a Casado ridículo con la cosa del descubrimiento de América. Los políticos presos, Rufián —¡ay, hija mía!, el premio Planeta a Posteguillo por una novela feminista de romanos — ¡copona! —, la boda de Eugenia de York —debe de ser la del jamón cocido—, la selección de fútbol, el silencio de los gorrinos mientras se adecua la normativa (dicen que para ser rentable una explotación debe albergar a seis mil cabezas). A Ramón Pérez Tornero con uniforme de gala el día de la Hispanidad. Y yo con estos pelos. El premio Planeta a Posteguillo por una novela feminista de romanos Himnos, disparos, tormentas tropicales, té muy caliente. Porque llueve la parra …